Nueva Misión de la NASA Para Estudiar la Ionosfera

 

24.01.18.- El jueves 25 de Enero de 2018 la NASA pondrá en órbita la misión GOLD. El lanzamiento tendrá lugar desde la Guayana Francesa y volará como un instrumento alojado a bordo de un satélite de comunicaciones comerciales. La ventana de lanzamiento se abrirá a las 22:20 GMT.

La misión GOLD está diseñada para explorar los confines del espacio más cercanos. Capturando imágenes nunca antes vistas de la atmósfera superior de la Tierra, GOLD explora con un detalle sin precedentes nuestro entorno espacial, que es el hogar de astronautas, señales de radio utilizadas para guiar aviones y barcos, así como satélites que proporcionan comunicaciones y sistemas de GPS. Cuanto más sepamos sobre la física fundamental de esta región del espacio, más podremos proteger nuestros activos allí.

Recopilando observaciones de la órbita geoestacionaria sobre el Hemisferio Occidental, GOLD medirá la temperatura y la composición de los gases neutros en la termosfera de la Tierra. Esta parte de la atmósfera se confunde con la ionosfera, que está compuesta de partículas cargadas. Tanto el Sol desde arriba como el clima terrestre desde abajo pueden cambiar los tipos, números y características de las partículas que se encuentran aquí, y GOLD ayudará a rastrear esos cambios.

 

La ionosfera es una región de partículas cargadas en el espacio cercano a la Tierra que coexiste con los gases neutros en la atmósfera superior, que a veces se forman por eventos climáticos en la atmósfera inferior. Image Credit: GSFC/Duberstein

 

La actividad en esta región es responsable de una variedad de eventos climáticos espaciales clave. Los científicos de GOLD están particularmente interesados en la causa de burbujas densas e impredecibles de gas cargado que aparecen sobre el ecuador y los trópicos, a veces causando problemas en las comunicaciones. A medida que descubramos la naturaleza misma de la interacción Sol-Tierra en esta región, la misión podría conducir finalmente a formas de mejorar las predicciones de dicho clima espacial y mitigar sus efectos.

La misión GOLD, estará situada en una órbita geoestacionaria sobre el Hemisferio Occidental, y realizará una exploración global de la ionosfera y la atmósfera superior cada media hora, lo que permitirá a los científicos obtener una visión completa de la temperatura y el clima de esa región, lo que nunca han tenido antes.

GOLD trabajará directamente en concierto con otra misión que se lanzará este año: ICON, el Ionospheric Connection Explorer.

GOLD capturará la perspectiva global desde unos 35.000 kilómetros sobre la superficie de la Tierra, mientras que ICON capturará una vista más cercana desde dentro de la atmósfera superior, a 563 kilómetros sobre la Tierra. ICON también puede medir directamente las partículas y cómo se mueven. Esta superposición en sus datos hace que sea más fácil identificar qué causó un cierto cambio a la atmósfera superior en un momento dado.

Un objetivo compartido para las misiones es medir sistemáticamente los cambios relacionados con el clima en la atmósfera superior. Por primera vez, podremos ver cómo cambia la atmósfera superior en respuesta a huracanes y tormentas geomagnéticas por igual.

 

La misión GOLD examinará la respuesta de la atmósfera superior al forzamiento desde el Sol, la magnetosfera y la atmósfera inferior. Image Credit: NASA/GSFC