La Sonda de Calor o "Topo" de InSight se Mueve de Nuevo

Misiones a Marte
21/10/2019
Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech

InSight ha empleado su brazo robótico para ayudar a su sonda de calor, conocida como “el topo”, a excavar casi 2 centímetros durante la pasada semana. Aunque modesto, el movimiento es significativo ya que hasta ahora el topo sólo había conseguido enterrarse parcialmente desde que empezó a perforar el pasado mes de febrero debido a que se ha encontrado con suelo inesperadamente duro.

El movimiento reciente es el resultado de una nueva estrategia, a la que se llegó después de realizar muchas pruebas en la Tierra, que descubrió que un suelo inesperadamente fuerte está frenando el progreso del topo. El topo necesita de la fricción del terreno circundante para poder moverse ya que sin él, el retroceso debido al propio martilleo hace que simplemente rebote. Presionando la paleta del brazo robótico de InSight contra el topo parece proporcionar a la sonda la fricción que necesita para continuar excavando.

Desde el 8 de Octubre de 2019 el topo ha martilleado 220 veces en tres ocasiones distintas. Las imágenes enviadas por las cámaras de la nave han mostrado que el topo está progresando lentamente hacia el interior del suelo. Se necesita de más tiempo, y más martilleo, hasta que se sepa lo lejos que podrá llegar el topo.

El topo es parte de un instrumento llamado Paquete de Propiedades Físicas y Flujo de Calor, o HP3, que fue proporcionado por el Centro Aeroespacial Alemán (DLR).

"Ver el progreso del topo parece indicar que no hay rocas bloqueando nuestro camino", dijo el investigador principal de HP3, Tilman Spohn, de DLR. "¡Es una gran noticia! Estamos alentando a nuestro topo para que continúe".

El Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, lidera la misión InSight. JPL ha probado el movimiento del brazo robótico utilizando réplicas a gran escala de InSight y el topo. Los ingenieros continúan probando qué sucedería si el topo se hundiera bajo el alcance del brazo robótico. Si deja de progresar, podrían raspar el suelo sobre el topo, agregando masa para resistir el retroceso del topo.

Si no existen otras opciones, considerarían presionar la pala hacia abajo directamente en la parte superior del topo mientras intentan evitar la cuerda sensible allí; la correa proporciona energía y transmite datos desde el instrumento.

"El topo aún tiene mucho camino por recorrer, pero todos estamos encantados de verlo cavar nuevamente", dijo Troy Hudson de JPL, un ingeniero y científico que ha liderado el esfuerzo de recuperación del topo. "Cuando nos encontramos por primera vez con este problema, fue aplastante. Pero pensé: 'Quizás haya una posibilidad; sigamos presionando'. Y ahora, me siento mareado".

Actualizado: 21/10/2019