Comienzan a Analizar los Primeros Datos del Vuelo de Prueba de Starliner

Vuelo Espacial
30/12/2019
Comienzan a Analizar los Primeros Datos del Vuelo de Prueba de Starliner
La nave espacial Starliner de Boeing se prepara para viajar Florida. Crédito de la imagen: Boeing/NASA

Los ingenieros y técnicos están realizando estudios más detallados de la nave espacial Starliner de Boeing a medida que recuperan datos de los sistemas de a bordo y comienzan a preparar el vehículo para su regreso a Florida, donde estará listo para una futura misión tripulada a la Estación Espacial Internacional.

Los mismos compañeros del equipo que prepararon a Starliner para su vuelo de prueba orbital comenzaron a mover la carga para acceder a las grabaciones de cuatro vistas de la cámara de a bordo, que se publicarán la próxima semana. Informaron que el interior del módulo de la tripulación se ve como antes de despegar sobre el cohete Atlas V la semana pasada. Incluso el indicador de gravedad atado - Snoopy - estaba en el asiento del piloto al aterrizar. Eso significa una serie de cosas, incluido que el sistema de soporte vital completamente operativo de Starliner funcionó según lo previsto y el diseño del interior es muy adecuado para proteger a los miembros de la tripulación en el futuro. La nave espacial también utilizó una fracción de su combustible a bordo durante el vuelo a través de la atmósfera de la Tierra y aterrizó en White Sands, Nuevo México, confirmando los modelos aerodinámicos desarrollados para la nave espacial.

Los equipos terrestres también comenzaron a descargar datos sustanciales de innumerables sensores a bordo de Starliner. La información se utilizará para determinar las condiciones exactas de varias etapas del vuelo, incluido lo que experimentarán los astronautas cuando vuelen a bordo de Starliner por primera vez.

Almacenadas a bordo de los registradores de datos dentro de la nave espacial, las lecturas son más precisas en algunos casos que lo que se transmitió al Control de la Misión en Houston durante la prueba de vuelo. En conjunto, la información proporciona una imagen más completa de lo que ocurrió durante la misión, desde las lecturas del sistema de orientación y navegación hasta las condiciones físicas dentro del módulo de la tripulación.

El maniquí Rosie the Rocketeer, que todavía está en su lugar dentro de la nave espacial Starliner, ya ha transmitido los datos recogidos por sus acelerómetros y sensores de medición de fuerza para comenzar el análisis que los ingenieros realizarán durante estos días. La telemetría transmitida directamente desde la nave espacial durante el aterrizaje mostró un impacto suave en las arenas de Nuevo México. Se espera que los sensores de Rosie confirmen esas primeras lecturas.

La nave espacial fue trasladada a una instalación de la base de White Sands del ejército de los Estados Unidos el día después del aterrizaje. Ahora se están realizando preparativos para hacer que la nave espacial esté segura para el transporte de regreso a Florida, donde se someterá a inspecciones aún más detalladas antes de su renovación. Se espera que la mudanza comience después de Año Nuevo y tardará unos 10 días.

Esta misma nave Starliner, ahora llamada Calypso, está programada para volar en una misión de larga duración a la Estación Espacial Internacional, llevando a los astronautas de la NASA Suni Williams y Josh Cassada, junto con dos astronautas internacionales. 

Paralelamente, el trabajo continúa en otra nave espacial Starliner que llevará al astronauta de Boeing Chris Ferguson y a los astronautas de la NASA Nicole Mann y Mike Fincke a la Estación Espacial para su primer vuelo de prueba con tripulación. El equipo de Boeing se compromete a incorporar las lecciones aprendidas de la Prueba de Vuelo Orbital en todos los aspectos del programa, desde la construcción del vehículo hasta los aspectos operativos, para garantizar futuros vuelos seguros y exitosos.

Actualizado: 30/12/2019